El biomarcador Coll2-1 demuestra la eficacia clínica del condroitin sulfato

El biomarcador Coll2-1 demuestra la eficacia clínica del condroitin sulfato

Un estudio publicado en la revista BMC Musculoskeletal Disorders aporta nuevas pruebas de la eficacia del condroitin sulfato para detener la progresión de la artrosis de rodilla. La investigación empleó como indicador el biomarcador Coll2-1, un marcador específico que determina la degradación del cartílago, además de parámetros clínicos como el dolor o la incapacidad funcional.

El biomarcador Coll2-1

Los niveles de Coll2-1 en sangre son 2,5 veces más elevados en pacientes de artrosis que en controles sanos. También se ha demostrado que es un marcador específico de degradación de cartílago, que se asocia a la progresión radiográfica de la artrosis, de ahí que los autores del estudio se propusieran monitorizar los niveles de este biomarcador en pacientes de artrosis de rodilla para evaluar la eficacia del condroitín sulfato, así como medir la eficacia del tratamiento sobre diversos parámetros clínicos (dolor, función).

Un total de 61 pacientes (8 hombres y 53 mujeres) recibieron un tratamiento estándar de condroitín sulfato (con dosis de 800 mg/día) durante seis meses. Se evaluaron los niveles de Coll2-1, así como parámetros clínicos (dolor de rodilla, incapacidad funcional) en el transcurso de cinco visitas: selección para el estudio, comienzo del estudio, y uno, tres y seis meses después de iniciado el tratamiento. Se utilizaron la escala de dolor EVA y el índice Lequesne para evaluar los parámetros clínicos.

Los resultados del estudio indicaron una reducción de los niveles de Coll2-1, a lo largo del estudio en aquellos pacientes que respondían al tratamiento (Un total de 23 pacientes fueron respondedores, y 38 no respondedores), así como una reducción estadísticamente significativa de dolor y pérdida de función articular en toda la población estudiada. Más concretamente, los pacientes respondedores al tratamiento con condroitín sulfato (según criterios OMERACT-OARSI) experimentaron una reducción estadísticamente significativa de los niveles del biomarcador Coll2-1 a los 3 (p=0.030) y 6 meses (p=0.038) de tratamiento.

Aunque la precisión del biomarcador Coll2-1 está demostrada, no es posible estandarizar los niveles y variaciones de dicho biomarcador en una enfermedad tan diversa como es la artrosis. El tratamiento con condroitín sulfato reduce el catabolismo del cartílago pero no en todos los pacientes, de ahí que los científicos propongan un nuevo término: el de “respondedor” metabólico, que se suman a los conceptos de respondedor estructural (mejoras en la estructura articular) y respondedor funcional (mejora en la función articular), como criterio de evaluación de la eficacia de un tratamiento.

La consecuencia lógica de esta diferencia, concluyen los autores, es la necesidad de un enfoque individualizado del seguimiento de los pacientes, empleando biomarcadores que proporcionen información dinámica y metabólica de cada individuo. Aún así, los datos del estudio demuestran que el CS puede modular el porcentaje de “respondedores” metabólicos. Finalmente, también se observó que una parte de los pacientes presentaban un aumento de niveles de Coll2-1. Esto podría explicarse, comentan los autores, por la contribución de otras articulaciones o por un aumento de actividad física asociada a la reducción del dolor.

Fuente:

Moller et al., Effect of chondroitin sulfate on soluble biomarkers of osteoarthritis: a method to analyze and interpret the results from an open-label trial in unilateral knee osteoarthritis patients

Möller et al. BMC Musculoskeletal Disorders (2016) 17:416

https://bmcmusculoskeletdisord.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12891-016-1268-4

biomarcador en sangre

Comentarios

  1. Buenas noches, soy mujer, 46 años y me acaban de diagnosticar poliartrosis grado I.
    Estoy dudando entre tomar condroitin sulfato o el combinado con glucosamina (Droglican). Tengo afectadas mano y rodilla derechas. Practico yoga, natación y musculación. Peso 55 y mido 1’64. Muchas gracias. Un saludo.

    • Hola M. Luisa, el condroitín sulfato y la glucosamina en combinación han demostrado ser eficaces para tratar la artrosis de rodilla. Existen medicamentos que contienen la combinación de ambos principios activos.
      Aún así, son medicamentos que deberías tomar siempre bajo el consejo de un médico, por lo que, te recomendamos que visites a uno para que te indique un tratamiento adecuado.
      Gracias por tu consulta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.