Consiguen implantar en un modelo animal condrocitos creados con una bioimpresora 3D

Científicos de la Academia Sahlgrenska y Universidad Chalmers de Tecnología han demostrado que es factible implantar en un modelo animal células viables de cartílago humano creadas mediante bioimpresión tridimensional. Los resultados han sido publicados recientemente por la revista Plastic and Reconstructive Surgery Global Open.

“Se trata de la primera vez que alguien ha impreso células de cartílago humano derivadas de humanos, las ha implantado en un modelo animal, y ha conseguido que crezcan”, afirma Paul Gatenholm, profesor de tecnología de biopolímeros de la Universidad Chalmers de Tecnología de Estocolmo, Suecia. El profesor Gatenholm es el autor principal del equipo de investigación que está trabajando con un nuevo biomaterial basado en nanocelulosa, en coordinación con Lars Kölby, de la Academia Sahlgrenska y consultor especializado del departamento de cirugía plástica del hospital universitario Sahlgrenska. Los investigadores emplearon una bioimpresora 3D para imprimir un construct, o “construcción” compuesto de hidrogel de nanocelulosa combinado con células de cartílago derivadas de humanos.

Inmediatamente después de imprimir este compuesto, se implantó en ratones y se estudiaron los resultados. Los investigadores reportaron tres resultados positivos del estudio animal: 

  1. El cartílago humano creció en el modelo animal
  2. Se detectó vascularización (formación de vasos sanguíneos) entre los materiales.
  3. Se identificó un fuerte estímulo de la proliferación y de la formación de nuevo cartílago por parte de las células madre humanas.

“Lo que hemos visto después de 60 días es algo que comienza a parecer cartílago. Es blanco, las células de cartílago humano están vivas y están produciendo lo que se supone que tienen que producir. También hemos sido capaces de estimular la células de cartílago mediante el añadido de células madre, lo cual fomenta la división celular”, afirma Kölby. “Tenemos ahora pruebas de que el hidrogel con células impreso en 3D puede ser implantado. Crece en ratones, y además forma vasos sanguíneos”, comenta el profesor Gatenholm.

Colaboración interdisciplinar, componente clave

La colaboración interdisciplinar ha sido un componente clave y crítico para el éxito de este proyecto. Científicos de dos disciplinas diferentes han combinado sus líneas de estudio con éxito para hallar un objetivo común en el cual pueden combinar su experiencia de forma fructífera. “Con frecuencia, los médicos trabajan con problemas, mientras que los investigadores trabajan con soluciones. Si podemos ponernos de acuerdo, existe una posibilidad de resolver algunos de los problemas con los que estamos luchando, y, de este modo, hacer que los pacientes se beneficien de la investigación”, comenta Kölby. Y concluye:

Esta investigación es un paso adelante hacia un futuro en el que esperamos poder bioimprimir células para que se conviertan en partes del organismo de un paciente… nuestros resultados no son una revolución, pero sí una parte gratificante de una evolución”.

cartilago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.