¿Diagnóstico precoz de la artrosis? Con la Resonancia Magnética podría ser una realidad

La artrosis es una de las enfermedades que tiene un impacto importante en la calidad de vida del paciente. Por ello, visualizar a tiempo su inicio podría ralentizar su evolución y supondría un ahorro de los costes del tratamiento.

En este post hacemos referencia a un reportaje de diariomedico.com sobre la Resonancia Magnética (RM), que actualmente es uno de los métodos más prometedores para detectar las fases precoces de la artrosis.

Actualmente, ya existen varios estudios realizados con Resonancia Magnética de alta resolución que han evidenciado en artrosis avanzada la evolución de la enfermedad a través de mediciones de la pérdida de cartílago. Sin embargo, el reto más importante es su detección precoz.

Investigación actual

Garry Gold, profesor de la Universidad de Standford (California), es un reputado experto en radiología que ha participado recientemente en una conferencia apoyada por la Unidad de Innovación del Hospital Clínico de Madrid, que dirige Julio Mayol, y que se enmarca dentro del programa Madrid-MIT M+Visión. Durante su intervención afirmó que “entre las diferentes técnicas de imagen aplicadas a la artrosis que se están estudiando, muchas buscan detectar los cambios bioquímicos en el cartílago articular para advertir el inicio de la enfermedad”. Entre estas nuevas fórmulas encontramos la manipulación de los tiempos de relajación, o el uso de RN de sodio, en vez de hidrógeno.

Asimismo, durante su ponencia Gold hizo referencia a una de las tecnologías desarrolladas por Martha Gray, Profesora del Instituto Tecnológico de Massachusetts (Boston), junto a Deborah Burstein, Profesora de la Universidad de Harvard, con la que se mide la rigidez del cartílago: el índice dGemric, que aplica RM con gadolinio.

Posible a corto plazo

En estos momentos, ninguno de estos nuevos métodos de diagnóstico precoz se ha probado en un número suficiente de pacientes para validarlo. Como explica el Profesor Gold, “si tenemos que esperar a que la artrosis se manifieste clínicamente en las imágenes de rayos X, probablemente no se pueda hacer mucho, pues revertir el proceso es muy difícil, pero si empleamos RM y detectamos el inicio de la artrosis a un nivel bioquímico, hay más posibilidades de que el tratamiento resulte exitoso”.

La Resonancia Magnética es una nueva técnica que puede resultar muy útil para aquel sector de la población que tiene un mayor riesgo de desarrollar artrosis: aquellas personas que han sufrido determinados traumas, como por ejemplo, una rotura de ligamento cruzado anterior.

Si quieres leer el artículo completo de Diario Médico puedes acceder a él en el siguiente enlace. Asimismo, si estás interesado en conocer más detalles sobre la aplicación de la RM en el diagnóstico precoz, te invitamos a visitar el siguiente post sobre el ensayo clínico liderado por el Profesor Jean-Pierre Pelletier, Director de la Unidad de Investigación en Artrosis de la Universidad de Montreal. En este estudio se demostró a través de la Resonancia Magnética Nuclear que un tratamiento con condroitín sulfato puede detener la degeneración de la artrosis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.