El 40% de los pacientes de artrosis en la Comunidad Valenciana no recibe el tratamiento adecuado

La artrosis es un problema que irá en aumento durante los próximos años y sus efectos se harán sentir “como un tsunami”, si no se toman medidas preventivas a todos los niveles, advertían los expertos que asistieron la semana pasada al foro “La artrosis como paradigma de cronicidad en España” organizado por la Universidad Europea de Valencia y por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN). Todas las cifras de la artrosis en España son grandes: es la segunda causa de consultas en mayores de 55 años y la tercera en menores de 55, y el gasto en tratamientos y cirugía es de unos 5.000 millones anuales. Estas cifras no harán sino aumentar los próximos años debido al aumento de esperanza de vida de la población.

Nuevo enfoque: atención a la cronicidad

En el foro, al que acudieron médicos especialistas, investigadores y representantes de organizaciones de pacientes, se reclamaron cambios en el actual modelo de asistencia sanitaria para que se enfoque hacia la atención a la cronicidad. También se reclamó planificar a medio y largo plazo para prevenir los efectos del aumento de prevalencia de la artrosis que se espera para los próximos años. En este sentido, los médicos especialistas se mostraron especialmente críticos con la falta de datos sobre la incidencia de la enfermedad, pues la administración no los facilita; estos datos nos ayudarían comprender la verdadera magnitud del “tsunami” que nos viene encima.

El cortoplacismo y los recortes en atención sanitaria también fueron objeto de críticas por parte de los expertos. Se calcula que un 40% de los pacientes de artrosis de la Comunidad Valenciana no reciben la medicación necesaria. Los especialistas achacan este problema a la imposición de un “algoritmo” de la artrosis por parte de la Consejería de Sanidad autonómica, un programa informático que ordena al médico lo que tiene que recetar y que dificulta muchísimo la prescripción de los fármacos adecuados para cada caso. Aunque este programa ha conseguido ahorrar en 2013 y 2014 unos 3,5 millones en fármacos, los expertos advierten de las graves consecuencias de no dar el tratamiento adecuado, tanto a nivel de horas de trabajo perdidas como de sobrecarga del sistema sanitario en forma de horas de visita, ingresos hospitalarios y cirugía de reemplazo articular, supondrá, a medio y largo plazo, un gasto mucho mayor.

Otra de las críticas de los especialistas fue que cada servicio de salud autonómico aborda el problema de forma distinta, lo cual tiene “el efecto perverso” de que los pacientes sufren desigualdades en función de la autonomía en la que residen. De los siete millones de pacientes de artrosis que hay en España, 700.000 residen en Valencia.

Fuente: Levante, El Mercantil Valenciano

prevalencia-pacientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.