El reemplazo de cadera mejora la esperanza y calidad de vida

El reemplazo de cadera no sólo mejora la calidad de vida sino que también está asociado a un aumento de la esperanza de vida en comparación con personas de edad similar, según un estudio publicado en Clinical Orthopaedics and Related Research, la revista de la Association of Bone and Joint Surgeons.

Durante la década posterior a la intervención quirúrgica, los pacientes sometidos a un reemplazo total de cadera tuvieron una supervivencia ligeramente mejorada con respecto a la población general, según el estudio de Peter Cnudde y cols., del Registro Sueco de Artroplastia de Cadera. En palabras del propio Dr. Cnudde, «nuestro estudio sugiere que el reemplazo de cadera puede añadir años de vida, así como “vida a los años”, es decir, aumentar las posibilidades de supervivencia, además de mejorar la calidad de vida».

Supervivencia a diez años: mayor para casos de artrosis

Los investigadores analizaron los datos posoperatorios de cerca de 132 000 pacientes sometidos a reemplazo total de cadera en Suecia entre 1999 y 2012. La edad media en el momento del reemplazo fue de 68 años. Durante un período de seguimiento medio de 5,6 años, el 16,5% de los pacientes falleció. La supervivencia posterior al reemplazo total de cadera fue más larga de de lo esperado, en comparación a la supervivencia de personas de igual edad y sexo de la población sueca. Durante el primer año, la supervivencia fue 1% mejor en pacientes de reemplazo de cadera que en la población general. La diferencia a favor del grupo de reemplazo de cadera aumentó hasta un 3% al cabo de cinco años, para luego descender a un 2% a los 10 años. Al cabo de 12 años, no había diferencia entre la supervivencia de pacientes de reemplazo de cadera y la población general.

La diferencia es significativa sobre todo entre pacientes diagnosticados con artrosis primaria. Esta afección era la causa del 91% de casos de reemplazo de cadera. En pacientes con otros diagnósticos (como por ejemplo osteonecrosis, artritis inflamatoria, y artrosis secundaria causada por otros trastornos de salud o factores de riesgo) la supervivencia después del reemplazo total de cadera era inferior a la de la población general. Como cabía esperarse, los pacientes con más comorbilidades tuvieron una supervivencia inferior tras el reemplazo total de cadera. También se asociaron a una menor supervivencia factores como no tener estudios o no tener pareja. «Los motivos de este aumento de la supervivencia relativa son desconocidos, pero son probablemente multifactoriales», comentan los autores del estudio.

cirugía

Fuente: Clinical Orthopaedics and Related Research

Fuente estudio: https://bit.ly/2OpTPHE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.