El reemplazo de cadera o rodilla puede aumentar el riesgo de ataques cardíacos

Un estudio publicado en la revista Arthritis & Rheumatology afirma que los pacientes sometidos a una operación para reemplazo de cadera o rodilla podrían tener riesgo a largo plazo de tromboembolismo venoso. Según los autores del estudio, coordinados por el profesor Yuqing Zhang de la facultad de medicina de la Universidad de Boston, cada año se llevan a cabo aproximadamente 1,8 millones de artroplastias en todo el mundo, la mayor parte de las cuales reemplazos de cadera o de rodilla. Aunque este procedimiento supone una mejora de la calidad de vida para los pacientes de artrosis, el profesor Zhang y colaboradores afirman que no está claro el impacto de la artroplastia en la salud cardiovascular. Aunque algunos estudios afirman que la artroplastia supone una mejora de salud para pacientes con artrosis, los investigadores se propusieron comprobar la validez de esta idea.

El riesgo de ataque cardíaco, mayor durante el primer mes posterior a artroplastia de rodilla

Para llegar a estas conclusiones, el equipo estudió a 13.849 pacientes de más de 50 años con artrosis de rodilla que fueron sometidos a reemplazo total de la articulación entre enero y diciembre de 2000, y los compararon con el mismo número de controles que no habían sido sometidos a esta operación. También se estudiaron 6.063 pacientes de más de 50 años con artrosis de cadera que habían sido sometidos a reemplazo total de cadera durante el mismo período y los compararon con el mismo número de controles que no habían sido sometidos a este tipo de cirugía.

Durante un período medio de seguimiento de 4,2 años, 306 pacientes con reemplazo de rodilla padecieron un ataque cardíaco, mientras que 286 pacientes de control padecieron un infarto. Los investigadores llegaron a la conclusión de que el riesgo de ataque cardíaco era significativamente mayor en pacientes de artroplastia de rodilla durante el primer mes post operación, y que el riesgo iba descendiendo con el paso del tiempo.

cardioRespecto a las personas con artroplastia de cadera, 128 padecieron un ataque cardíaco durante el seguimiento, mientras que 138 controles padecieron un infarto. No obstante, también observaron que la incidencia de ataques cardíacos era mayor entre las personas con reemplazo de cadera durante los seis primeros meses posteriores a la operación. Los investigadores también descubrieron que los pacientes sometidos a artroplastia de cadera o de rodilla tenían un riesgo mayor de tromboembolismo venoso después de la operación, en comparación con los controles.

Este estudio viene a cuestionar los estudios que sugieren que la artroplastia es beneficiosa para la salud cardiovascular. Según el profesor Zhang, “nuestros hallazgos aportan pruebas de que los pacientes de artrosis sometidos a reemplazo total de cadera o de rodilla tienen un riesgo mayor de ataque cardíaco durante el período posoperativo inmediatamente posterior. El riesgo a largo plazo de ataque cardíaco era insignificante, pero el riesgo de trombos en el pulmón sigue existiendo años después de la intervención”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.