Fisioterapia: el abordaje manual de las lesiones mecánicas

La Fisioterapia Manipulativa Ortopédica, se centra en los síntomas mecánicos y en abordarlos mediante técnicas manuales específicas. Esta especialización está implantada hoy en día en 22 países del mundo, y se basa en el abordaje biopsicosocial de cada paciente.

En primer lugar se realiza un diagnóstico mediante la evaluación de factores como la movilidad del paciente, la estabilidad estructural, el dolor, la fuerza, la sensibilidad o el control motor. Tras esta evaluación, se diseña un tratamiento específico para cada paciente, que va desde la terapia pasiva (realizada por el fisioterapeuta), hasta la colaboración activa del paciente mediante ejercicios pautados. Expertos en OMT destacan que este tratamiento específico adaptado al problema individual del paciente es la principal diferencia de la Fisioterapia Manipulativa Ortopédica frente a la fisioterapia clásica.

Cada uno de los pacientes es diferente, por lo que los profesionales en OMT evalúan sus condiciones físicas, psicológicas y sociales, para poder así aplicar los procedimientos científicos disponibles para cada tipo de disfunción. Tras aplicar el tratamiento manipulativo, el fisioterapeuta se convierte en entrenador personal, instruyendo al paciente en ergonomía y patrones de movimiento óptimos, así como en el autoentrenamiento. De esta manera el paciente podrá gestionar su problema y evitar que vuelvan a aparecer los síntomas.

Su efectividad clínica ha sido probada con éxito por la unidad de investigación aplicada que dirige por José Miguel Tricás Moreno, y que ha servido de precedente para fundar el Centro Clínico de Terapia Manual Ortopédica-España.

Moreno menciona tres casos clínicos en los que la efectividad OMT ha sido probada: “pacientes con una disminución de movimiento en las articulaciones de la columna cervical superior; con síndrome de dolor femororrotuliano y con movilidad muscular limitada; y aquellos con artrosis de cadera con un rango de movimiento rotatorio restringido al nivel de la articulación coxofemoral”.

Fuente: Heraldo.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.