Fisioterapia: lesiones camufladas

El dolor de origen miofascial es a menudo el responsable de camuflar o dificultar el diagnóstico y tratamiento de la lesión original. Esta dolencia consta de un foco hiperhirritable que se localiza en la fascia asociada, denominado punto de gatillo, y que responde al palparlo con dolor.

Como es bien sabido, la compresión mantenida en el punto de dolor, provocará a los pocos segundos la remisión de la intensidad del dolor. De la misma manera, en ocasiones dicho dolor podrá migrar a otras zonas, sucede con la epicondilitis. En este caso, la compresión del epicóndilo puede o no despertar un dolor circunscrito a la lesión.

En fisioterapia, se utiliza esta maniobra tanto como técnica de tratamiento como de diagnóstico: dependiendo de la respuesta a la compresión se podrá focalizar la lesión. Si el dolor migra al brazo (generalmente al tríceps braquial), el origen será muscular, mientras que si el dolor no migra y se focaliza en el epicóndilo, será una lesión de origen ligamentoso-articular.

cervicalgia-escaladaLa valoración del origen miofascial resulta clave, especialmente en deportes como la escalada, donde resulta bastante frecuente encontrarse con disfunciones en hombro, cuello, espalda e incluso brazo.

Si por ejemplo el dolor se localizara en el cuello, a menudo se hablaría de una cervicalgia de origen mecánico, y no de dolor referido de un punto de gatillo. En estos casos, el tratamiento de la cervicalgia de origen muscular calmaría la disfunción, pero si se tratara de una lesión de origen miofascial por activación del punto gatillo del infraespinoso, la falta de tratamiento en dicho músculo podría desencadenar de nuevo una cervicalgia al volver a escalar, originando de nuevo el mecanismo de la lesión.

Entender el origen miofascial y diagnosticar correctamente estas dolencias, posibilita el correcto tratamiento del punto de gatillo para acabar con las supuestas cervicalgias.

Fuente: Campobase

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.