Guías y recomendaciones para el diagnóstico y tratamiento de la artrosis

La artrosis no puede ser considerada como una única enfermedad, sino como un grupo heterogéneo de patologías con manifestaciones clínicas similares, y cambios patológicos y radiológicos comunes, lo que dificulta el establecimiento de recomendaciones uniformes a todas ellas”, explica el Dr. Pere Benito, Jefe del Servicio de Reumatología del Hospital del Mar de Barcelona en el nuevo volumen de la revista “Seminarios de la Fundación Española de Reumatología” que ya os recomendamos en otro post.

En el segundo artículo de la revista, el Dr. Benito hace una relación de las diferentes guías publicadas para el tratamiento médico de la artrosis y se centra en las de OARSI publicadas en 2008. En ellas participaron 16 expertos de cuatro especialidades médicas (asistencia primaria, reumatología, ortopedia y metodologistas), de seis países (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Holanda, Suecia y Canadá), con la intención de consensuar entre Europa y América del Norte las recomendaciones para el tratamiento de la artrosis en estas dos zonas geográficas. Se identificaron 23 guías de tratamiento, 6 de ellas basadas en la opinión de expertos, 5 en evidencias científicas y 12 en ambas (opinión de expertos y medicina basada en la evidencia). Finalmente, se propusieron 25 recomendaciones, 12 no farmacológicas, 8 farmacológicas y 5 quirúrgicas, que el Dr. Benito resume de la siguiente manera:

  • Las principales diferencias observadas previamente en el uso de AINE específicos COX-2 frente a los AINE tradicionales, en América y Europa, se consensua en estas últimas recomendaciones, e inciden en el riesgo cardiovascular de todos los antiinflamatorios.
  • Se afirma que el tratamiento con glucosamina y/o condroitín sulfato puede tener un beneficio sintomático en pacientes con artrosis de rodilla y un efecto sobre la estructura articular.
  • La discusión sobre si los COXIB son más eficientes que los antiinflamatorios tradicionales sigue aún vigente.

En una segunda revisión de los mismos autores, y teniendo en cuenta las nuevas evidencias recogidas hasta enero de 2009, se demostró:

  • Que el tamaño del efecto con paracetamol era menor que el supuesto, pasando de 0’21 a 0’14 (teniendo en cuenta que 0’2 se considera un efecto bajo y 0’5 moderado).
  • El tamaño de efecto para los antiinflamatorios tradicionales pasó de 0’32 a 0’29.
  • Y que el tamaño del efecto del condroitín sulfato fue mayor del supuesto, pasando del 0’52 al 0’75.

Os invitamos a leer este nuevo número, dedicado a la artrosis y las recomendaciones completas de la OARSI aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.