Identificado el factor epigenético de la artrosis

Tras la finalización del Proyecto Genoma Humano en 2001, los científicos dedicados a la genética se han dado cuenta de que hay mucho más en las bases moleculares del funcionamiento celular, el desarrollo, el envejecimiento y muchas enfermedades de lo que imaginaban. Por esta razón, la idea inamovible de que somos lo que está escrito en nuestros genes está cambiando a pasos agigantados y, en pocos años, se espera conseguir descifrar el lenguaje que codifican pequeñas modificaciones químicas capaces de regular la expresión de multitud de genes.

Por este motivo, nace la epigenética, que es el estudio de las modificaciones en la expresión de genes que no se encuentran en la secuencia del ADN, siendo estas modificaciones completamente heredables.

Factor epigenético

Esta semana, diferentes webs de salud como Medical Press o Medicina 21 nos cuentan que científicos del Reino Unido han realizado lo que podría ser un gran avance en la aplicación práctica de la ciencia epigenética, utilizando muestras de tejidos humanos para descubrir que las personas con artrosis experimentan un cambio de la firma epigenético (un cambio en sus genes provocado por circunstancias externas o ambientales), responsable de activar y desactivar un gen que produce una enzima llamada destructiva MMP13.

Se sabe que esta enzima juega un papel importante en la destrucción del cartílago articular, por lo que MMP13 y los cambios epigenéticos que conducen a sus niveles más altos, son los objetivos principales para el desarrollo de nuevos fármacos para combatir la artrosis, además de ofrecer una vía epigenética nueva hacia una cura para esta enfermedad.

El investigador David A. Young, Ph.D. Involucrado en el trabajo del Grupo de Investigación de Trastornos musculoesqueléticos en el Instituto de Medicina Celular en la Universidad de Newcastle en Newcastle upon Tyne en el Reino Unido, explica que “a medida que la población envejece, la artrosis presenta cada vez más problemas sociales y económicos”. Además, añade que “nuestro trabajo proporciona una mejor comprensión de los eventos que causan el daño del cartílago en la artrosis y ofrece la esperanza de que el desarrollo de fármacos a medida para impedir el avance de la enfermedad va a mejorar la calidad de vida y movilidad de los pacientes”. Se trata de la primera vez que se demuestra la aplicación práctica de la epigenética en otras enfermedades distintas del cáncer.

Si te interesa conocer más información sobre el factor genético de la artrosis te invitamos a leer el siguiente post donde hacemos referencia a un estudio publicado en la revista The Lancet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.