Investigadores hallan indicios que podrían predecir la recuperación tras un remplazo de cadera

Las molestias debidas a la inflamación muscular tras un remplazo total de cadera que padecen algunos pacientes podrían predecirse a través de un marcador, según un estudio publicado recientemente en American Physiological Society. La inflamación crónica inhibe la reparación muscular, y por tanto, la presencia de inflamación en el músculo que rodea la articulación afectada podría ser un signo de una mala recuperación tras la artroplastia.

Para medir los niveles de inflamación, los investigadores realizaron dos estudios: en el primero se comparaban los pacientes que necesitaban un remplazo de cadera debido a la artrosis o por una lesión traumática, con un grupo de control. En dicho estudio se observó una mayor inflamación en los pacientes artrósicos que en los que tuvieron una lesión o que el grupo de control.

inflamacion-cadera

Para el segundo estudio, entre los pacientes artrósicos, se midió la presencia de TWEAK (inductor débil de apoptosis similar al TNF), una sustancia que señala la falta de formación del tejido muscular y una pérdida de masa muscular. La presencia de TWEAK podría señalar que el paciente será susceptible a la inflamación, y esta a su vez ser predictora de una recuperación más pobre. Basándose en el grado de inflamación del glúteo, los investigadores dividieron a los pacientes artrósicos en positivos y negativos. Los pacientes positivos son quienes mostraron un mayor nivel de inflamación en el momento de la cirugía y que por tanto tuvieron una regeneración del músculo inferior.

Los resultados sugieren que la alta susceptibilidad a la inflamación del músculo (MuIS) podría emplearse como un parámetro determinante de la recuperación del paciente tras la cirugía, independientemente de la edad y del IMC. Los autores del estudio señalan que los pacientes con MuIS positivo podrían ser derivados a un programa de rehabilitación personalizado específicamente para ellos.

Comentarios

    • Hola Benita, el dolor es el síntoma principal de ambas enfermedades. Pero las causas pueden ser distintas. Mientras que en el dolor regional complejo hay una lesión en el nervio periférico de la zona afectada, en la artrosis es el cartílago lo que está dañado y desgastado, de ahí el dolor en la articulación. Aun así, si es cierto que el tratamiento de ambas se centra en reducir los síntomas y aliviar el dolor.
      Gracias por tu consulta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.