La pérdida de estrógenos explica la relación entre artrosis y menopausia

La artrosis es una enfermedad mayoritariamente femenina, sobre todo a partir de los 45 años. La causa principal de que afecte a más mujeres que hombres se encuentra en la menopausia. Sin embargo, hasta ahora no se había demostrado cuál es la relación entre ellas.

Durante estos días, se celebra en Madrid el XII Congreso Nacional de Salud y Medicina de la Mujer SAMEM. En el marco de este encuentro, el Dr. Santos Castañeda, reumatólogo del Hospital Universitario de la Princesa, ha explicado que una de las causas de que la prevalencia de esta patología sea mayor en las mujeres se debe a la pérdida de estrógenos debido a la llegada de la menopausia.

Por ello, en la actualidad la artrosis es una enfermedad infra diagnosticada en la mujer menopáusica que influye negativamente en su calidad de vida. En este sentido, el Dr. Castañeda ha afirmado que “se está viendo que en algunos casos son los ginecólogos los primeros en identificar los primeros síntomas de la enfermedad, dado que son pacientes que visitan habitualmente”.

El papel condroprotector de los estrógenos

Los estrógenos regulan importantes procesos celulares beneficiosos en el tejido articular y se ha demostrado la presencia de receptores de esta hormona en el cartílago, el hueso, la membrana sinovial, los ligamentos y el músculo. Por ello, una disminución en los niveles de estrógenos provoca lesiones degenerativas en el cartílago y el hueso subcondral, condicionando así un estado pre artrósico en la mujer.

Como nos explica el Dr. Castañeda, “este tipo de artrosis se desarrolla en los primeros años de la menopausia y es un síndrome distinto con claras diferencias tanto de la artrosis genética como de la relacionada con el envejecimiento”.

Nueva clasificación origen artrosis

La publicación realizada por este mismo grupo de trabajo propone que la artrosis primaria sea clasificada en tres subgrupos claramente diferenciados que nos permitirían nuevos y más precisos enfoques terapéuticos para cada grupo de pacientes. Actualmente, esta nueva clasificación se encuentra en fase de discusión en la comunidad científica internacional:

  • Artrosis tipo 1, determinada por la genética.
  • Artrosis tipo 2, dependiente de los estrógenos.
  • Artrosis tipo 3, relacionada con la edad.

Durante su ponencia, el Dr Castañeda también hizo referencia a los fármacos SYSADOA como el condroitín sulfato y el sulfato de glucosamina, confirmando su eficacia y seguridad a nivel sintomático y el apoyo obtenido de guías nacionales e internacionales de las sociedades científicas implicadas. Si quieres obtener más información sobre la utilidad de los SYSADOA en el tratamiento de la artrosis te invitamos a leer este post.

Comentarios

  1. interesante informe . En general los medicos no dan importancia a las consultas relacionadas con crisis dolorosas esporadicas .
    Creo que no las relacionan con deficiencias hormonales post menospausicas .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.