La proteína FOXO, clave para el mantenimiento de las células del cartílago articular

Un estudio de científicos del Instituto de Investigación Scripps (The Scripps Research Institute, TSRI) sugiere que las proteínas FoxO son responsables del mantenimiento de las células del cartílago articular. Este descubrimiento abre la posibilidad de investigar nuevas vías terapéuticas para el tratamiento de la artrosis.

Posible nueva vía terapéutica para la artrosis

Según los autores del estudio, el desarrollo de fármacos que fomenten y favorezcan la expresión y actividad de FoxO podría ser una estrategia para prevenir y tratar la artrosis. Según el Dr. Lotz, autor principal del estudio, «Hemos descubierto que los factores de transcripción de FoxO controlan la expresión de genes que son esenciales para mantener la salud articular». Investigaciones anteriores del equipo dirigido por Lotz habrían demostrado que, a medida que las articulaciones envejecen, los niveles de proteínas FoxO disminuyen. Los investigadores también habían descubierto que las personas con artrosis tienen menor expresión de los genes necesarios para el proceso de autofagia celular.

En el nuevo estudio, publicado por la revista Science Translational Medicine, los investigadores emplearon modelos murinos, modificados genéticamente para tener deficiencia de Foxo en el cartílago, para determinar si estas proteínas afectan el mantenimiento del cartílago durante la edad adulta.

Los investigadores observaron una notoria diferencia en ratones con deficiencia FoxO. Su cartílago degeneró a una edad mucho más temprana que los ratones de control. Los ratones carentes de proteína FoxO también padecían artrosis post-traumática más severa inducida por lesiones de menisco. Por otra parte, estos ratones eran más propensos a sufrir daño en el cartílago al correr en una cinta deslizante.

Los ratones con deficiencia de FoxO tenían una autofagia defectuosa; los mecanismos que protegían las células del daño provocado por oxidación. Los ratones con deficiencia de FoxO no producían suficiente lubricina. La lubricina es una proteína lubricante que protege el cartílago de fricción y desgaste. La falta de lubricina se asociaba a la pérdida de células saludables del cartílago de la rodilla. La proteína FoxO sirve de factor de transcripción para regular la expresión de los genes. Sin las proteínas FoxO, la expresión de genes asociados a la inflamación se dispara, lo cual provoca dolor. Asimismo, los niveles de genes asociados a la autofagia se desploman, con lo que las células ya no disponen de un mecanismo con el que repararse a sí mismas.

A fin de determinar si el uso de FoxO como diana terapéutica podría ser de utilidad para tratar la artrosis, los investigadores emplearon la genética para aumentar la expresión de FoxO en células humanas con artrosis. El aumento de expresión de FoxO, observaron los científicos, hizo que los niveles de lubricina y de genes protectores volvieran a niveles normales. El siguiente paso para emplear FoxO como diana terapéutica será desarrollar moléculas que optimicen su producción y probarlas en modelos experimentales de artrosis.

artrosis

Fuente: The Scripps Research Institute

https://www.scripps.edu/news/press/2018/20180214lotz.html

Comentarios

    • Hola Ángeles, lamentablemente la artrosis es una enfermedad degenerativa crónica, es decir, que a día de hoy no existe un tratamiento que consiga curar la enfermedad. Los tratamientos actuales se basan en aliviar los síntomas, frenar el avance de la enfermedad (como los fármacos condroprotectores) y mejorar la calidad de vida de la persona afectada. Antes de empezar cualquier tratamiento farmacológico, te aconsejamos que lo consultes con el médico que lleva tu caso para que pueda asesorarte cuál es el más indicado según tu situación. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.