Las lesiones de rodilla multiplican el riesgo de artrosis

Cuando un deportista sufre una lesión de rodilla, el dolor y la discapacidad asociada se presentan entre 10 y 15 años después de la lesión, multiplicando el riesgo de artrosis. Por este motivo, es necesario un diagnóstico y un tratamiento inmediato según traumatólogos y médicos participantes del XII Curso Internacional Teórico-Práctico de Patología de Rodilla, organizado por la Fundación Doctor Pedro Guillén y la Cátedra de Traumatología del Deporte de la Universidad Católica San Antonio de Murcia.

¿A quién afecta?

Las lesiones del ligamento cruzado anterior se relacionan directamente con el desarrollo de la artrosis de rodilla, según un estudio publicado por Clinics in Sports Medicine. Este tipo de lesiones afectan mayoritariamente a personas jóvenes físicamente activas que practican deportes u otras actividades en las que se pivota sobre la rodilla.

Se ha comprobado en dicho estudio que las mujeres tienen “entre 3 y 5 veces más posibilidades” de sufrir una lesión de ligamento cruzado anterior que los hombres. El motivo reside en la musculatura inferior, en la alineación de los miembros inferiores o en factores hormonales según el Dr. Tomás Fernández Jaén, del Servicio de Medicina y Traumatología del deporte de la Clínica Cemtro.

¿Cómo evitar el riesgo de artrosis?

El Dr. Fernández Jaén recomienda realizar un “diagnóstico inmediato con resonancia magnética de alta resolución, que permite detectar la presencia de edema y el alcance exacto de la rotura”. Por otro lado, apunta que “existe un consenso cada vez más amplio de la necesidad de reparar el ligamento lo antes posible, para evitar lesiones secundarias provocadas por inestabilidad que condiciona la insuficiencia de ligamento”.

¿Cómo se repara el ligamento?

Por artroscopia, utilizando plastia tendinosa de otra parte del cuerpo. La tendencia actual es que “la recuperación funcional tenga lugar al mismo tiempo que la reparación biológica, lo que permite un periodo de recuperación mucho más corto (entre 5 y 7 meses)”, destaca el Dr. Fernández Jaén.

Os recordamos un post que realizamos sobre la artrosis y el deporte donde se apuntaba la prevención como mayor aliado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.