Los suplementos alimentarios orales de ácido hialurónico son seguros y eficaces para el tratamiento del dolor de rodilla

Un estudio de investigadores japoneses ha revisado la eficacia del Ácido Hialurónico (AH) suministrado por vía oral para aliviar el dolor de rodilla, llegando a la conclusión de que la toma de suplementos alimenticios a base de este compuesto es segura y eficaz para el tratamiento y prevención del dolor de rodilla.

A mayor pureza, mejor absorción del ácido hialurónico

Los efectos de un tratamiento a base de dosis bajas de AH para el dolor de rodilla han sido sometidos a numerosos estudios científicos. Se cree que el cuerpo humano no puede absorber con facilidad el AH. Un estudio con un modelo de células epiteliales intestinales reveló que un AH con un peso molecular superior a 1×105 es raramente absorbido por el cuerpo humano. No obstante, este mismo estudio también demostró que la cantidad de AH absorbido por estas células aumentaba a medida que el peso molecular del AH disminuía. El AH es descompuesto en polisacáridos por bacterias intestinales para luego ser parcialmente absorbidos a través del intestino delgado. Sabemos que una vez el AH es descompuesto en polisacáridos de bajo peso molecular, estos migran a las articulaciones y a otros tejidos.

Estos estudios confirman que el AH puede ser absorbido por el cuerpo humano, aunque serán necesarias investigaciones adicionales a fin de poder clarificar los efectos de la ruta de absorción sobre la mejora del dolor de rodilla. En este sentido, el estudio de Asari et al identificó una cascada de señalización en la que receptores situados en células epiteliales intestinales eran activadas por AH ingerido por vía oral, lo cual resultaba en una disminución del dolor.

Revisión de ensayos clínicos, 2008-2015

Los autores de la revisión cribaron diversas bases de datos (PubMed, Cochrane Library, entre otras) desde 2008 hasta octubre de 2015, buscando las siguientes palabras clave: ingesta, hialurónico, dolor de rodilla. En base a este criterio, seleccionaron 13 artículos científicos: dos del año 2008, dos de 2009, y ocho de los años 2010-2015.

Los artículos de 2008 reportaban dos ensayos clínicos con un suplemento alimentario que incluía AH como ingrediente principal. Dado que el suplemento contenía múltiples componentes, los efectos potenciales de los otros ingredientes no podían ser negados; no obstante, los efectos positivos del suplemento alimentario en el dolor de rodilla se vieron confirmados. Los dos artículos de 2009 reportaron sendos ensayos clínicos en los que se empleó AH de alta pureza (superior al 98%). Estos artículos revelaron que los efectos sobre el dolor de rodilla de los suplementos que contenían AH eran atribuibles a dicho compuesto.

El aumento de artículos publicados entre 2010 y 2015 (ocho) revelaba, en opinión de los autores, un aumento del interés por el uso de suplementos orales de AH en los países desarrollados. Los estudios de Nagaoka et al (2010), Yoshimura et al (2012), Tashiro et al (2012), Martínez-Puig et al (2013), Moriña et al (2013), Sánchez et al (2014), Nelson et al (2015) y Jensen et al (2015) confirmaron diversos aspectos positivos del tratamiento con AH vía oral, incluyendo un alivio significativo del dolor de rodilla, mayor flexibilidad (mejora de la capacidad de estirar y de doblar la articulación), o la disminución de síntomas de la artrosis en pacientes obesos. De todos los estudios (2008-2015) revisados, siete investigaban el tratamiento de los síntomas asociados a la sinovitis, principalmente el dolor, cuatro investigaban medidas tomadas para aliviar la efusión sinovial o la inflamación, mientras que tres estudiaban medidas tomadas para mejorar la fuerza muscular de la rodilla.

No puede descartarse que otras sustancias ejerzan un efecto beneficioso sobre el dolor de rodilla, pues algunos de los estudios emplearon un suplemento que combinaba AH con otros compuestos. No obstante, los estudios que empleaban AH de alta pureza (superior al 97%) también reportaron un efecto beneficioso sobre el dolor de rodilla, lo cual confirmaría que el AH por vía oral puede aliviar el dolor de rodilla.

Seguridad demostrada

Se han llevado a cabo diversos estudios de seguridad del AH, incluyendo estudios de toxicidad de dosis repetidas, estudios de toxicidad reproductiva y de desarrollo, pruebas de mutagenicidad, así como estudios de antigenicidad. Se sabe que el AH de administración oral es utilizado por los tejidos del organismo, y que aproximadamente el 90% del AH exógeno es metabolizado y expulsado mediante la transpiración y el sudor, por lo que este polisacárido no se acumula a niveles excesivos en el organismo. Ninguno de los ensayos clínicos reportó eventos adversos atribuibles al AH, de ahí que pueda concluirse que es seguro emplear el AH en alimentos.

La cresta de gallo, que contiene una elevada concentración de AH, lleva años utilizándose como suplemento alimenticio en Alemania, España, Francia y China, entre otros países. En Japón, los suplementos alimenticios con cresta de gallo llevan en el mercado desde hace 25 años, sin que se hayan reportado eventos adversos. El AH como suplemento dietario, concluyen los autores del estudio, se ha demostrado seguro y eficaz en el tratamiento de la artrosis leve a moderada, siendo tanto más eficaz cuanto mayor sea la pureza y bajo peso molecular, con lo que supone una opción de tratamiento altamente segura para la prevención o ralentización de la artrosis de rodilla.

ácido hialurónico

Fuente: Oral hyaluronan relieves knee pain: a review

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4729158/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.