No todos los condroitines son iguales

Las diferencias entre los distintos tipos de condroitín sulfato pueden causar importantes diferencias en eficacia y seguridad, invalidando los resultados de estudios sobre su eficacia clínica basados en condroitín sulfato de calidad no farmacéutica. Tales son las conclusiones de un estudio publicado en la revista Molecules.

Revisión de la literatura científica

El autor principal del estudio, la profesora Johanne Martel-Pelletier de la Universidad de Montreal (Canadá), partió de la tesis de que “no todas las moléculas de condroitín sulfato disponibles en el mercado son iguales”, elaborando una completa revisión de la literatura científica publicada al respecto a fin de confirmar su teoría.

El artículo compara los diferentes tipos de condroitín sulfato en base a los siguientes aspectos:

  • Diversidad de la estructura química: complejidad y heterogeneidad de la estructura del polisacárido del condroitín sulfato (diferente densidad de carga, curva de distribución del peso molecular, perfil de sulfatación, presencia de diferentes isómeros y la relación entre éstos, etc.)
  • Diversidad de materias primas: diferentes especies de origen (bovino, porcino, escualos, aviar) y tipos de tejidos (tráquea, oreja, morro…).
  • Diversidad de contenido y de composición: comparación entre contenido y composición del condroitín sulfato de grado farmacéutico y el condroitín sulfato de grado nutracéutico.
  • Efectos biológicos: correlación entre origen, procesos de producción y purificación y pureza y elementos contaminantes (virus, priones, diluyentes, etc.) y los efectos farmacológicos que ejercen en estudios in vitro.
  • Diferencias en absorción, biodisponibilidad y bioequivalencia.
  • Perfiles de seguridad.

Estandarización y regularización para conseguir un condroitín sulfato de calidad

El condroitín sulfato puede derivarse de una amplia gama de tejidos animales, lo cual hace que puedan tener diferentes estructuras. Asimismo, la diversidad de técnicas de extracción y purificación empleadas puede resultar en un diferente contenido, composición, pureza, efectos biológicos, eficacia clínica y seguridad. En este sentido, el artículo remarca que el uso de condroitín sulfato de baja calidad podría provocar efectos diferentes a los buscados, relacionados con contaminantes que pueden variar en función del origen, producción y proceso de purificación empleados.

En conclusión, el autor subraya la importancia de la regularización y la estandarización de la calidad del condroitín sulfato. (punto y aparte)

En este sentido, el condroitín sulfato de Bioibérica ha sido seleccionada como substancia de referencia química tanto por la Farmacopea estadounidense (2003) como por la europea (2006), siendo el único disponible en el mercado que garantiza los más elevados estándares de calidad gracias a su proceso de fabricación trazable siguiendo estándares de fabricación de la industria farmacéutica. (punto y aparte)

Además, el condroitín sulfato de Bioibérica ha demostrado eficacia clínica y seguridad en más de 20 estudios con un total de más de 5.000 pacientes, además de haber sido empleado en el tratamiento de 20 millones de pacientes en todo el mundo.

fármacos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.