Nuevas técnicas quirúrgicas permiten una recuperación más rápida tras un reemplazo de rodilla

Las operaciones de reemplazo de rodilla resultan cada vez menos invasivas y requieren de posoperatorios menos prolongados gracias a una combinación de factores: nuevas técnicas quirúrgicas, protocolos hospitalarios mejorados, y fármacos antifibrinolíticos que reducen la tasa de transfusión en artroplastias de rodilla.

El uso de antifibrinolíticos, fármacos que reducen el sangrado, ha permitido reducir la tasa de transfusiones en artroplastias de rodilla de un 35% a un 5%. En nuestro país el número de donaciones de sangre no es muy elevado, de ahí que sea necesario optimizar al máximo los recursos disponibles: en 2014 el índice de donaciones fue de 36,18 por 1.000 habitantes, bastante por debajo del 45 por 1.000 que se considera necesario para autoabastecerse. De hecho, la cirugía ortopédica es una de las especialidades quirúrgicas que más sangre y hemoderivados consume. Por otra parte, las transfusiones no están exentas de problemas: pese a que son cada vez más seguras (la transmisión de infecciones víricas como la Hepatitis B y C es prácticamente inexistente) sigue existiendo riesgo de contaminación bacteriana, otros virus, reacciones alérgicas, daño pulmonar, inmunomodulación, etc.

El uso de antifibrinolíticos, además de ahorrar hemoderivados, también ha permitido acortar la estancia hospitalaria de los pacientes. En combinación con los nuevos protocolos hospitalarios “fast track” de corta estancia, esto ha permitido reducir la estancia hospitalaria media ha pasado de una semana a 3-4 días. Por otra parte, las técnicas de rehabilitación también han mejorado, pues el paciente comienza a mover la rodilla y a apoyarse con muletas desde el primer día. Los protocolos de analgesia contribuyen a esta recuperación al reducir el dolor del posoperatorio. Finalmente, las técnicas quirúrgicas son cada vez menos invasivas: los cortes son cada vez más pequeños, por lo que el daño que se causa al tejido articular es cada vez menor, y la recuperación más rápida.

La cirugía de reemplazo articular de rodilla se emplea principalmente para tratar la artrosis avanzada. Este es un problema que se asocia principalmente con la edad, aunque cada vez afecta a más gente joven, ya sea por una mala práctica deportiva o lesiones previas. Las prótesis tienen una vida media de 15-20 años, son modulares (es decir, pueden reemplazarse componentes) y pueden sustituirse con una nueva intervención.

radiografía rodilla

Comentarios

  1. Buenas tardes, tengo mi hermana que le diagnosticaron Condromalasia en 4to grado, ella sufrio una caida el 24 de marzo de 2016 y está empeorando, el médico dijo que no tiene cartílago y está chocando hueso con hueso y tiene los huesos como de una personal de 80 años, por favor si me podrian recomendar el nombre de un trautatologo especialista en rodilla y que trate sobre condromalasia en el Perú y qué país tiene mayores adelantos sobre estos males. Muy agradecida por la atención brindada.

    • Hola Ana, desconocemos la situación actual al respecto en tu país, por lo que lo único que podemos recomendarte es que acudas a tu centro de atención primaria o a tu médico de cabecera para que pueda derivarte a un especialista.
      Gracias por tu consulta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.