Nuevo estudio confirma la relación entre síndrome metabólico y artrosis

Una revisión de expertos publicada en Nature Reviews Rheumatology ha identificado una asociación clave entre síndrome metabólico y artrosis, confirmando así la importancia de la dieta y de los hábitos de vida saludables en la prevención y control de la artrosis.

El síndrome metabólico provoca la reprogramación genética de los condrocitos

Los cambios en el metabolismo provocados por una dieta poco saludable y un estilo de vida sedentario provocan la “reprogramación” genética de las células del organismo y de las articulaciones. Tales cambios modifican la capacidad de las células de producir energía, obligándoles a usar fuentes alternativas: más concretamente, los condrocitos del tejido artrósico usan glicólisis en lugar de la fosforilación oxidativa como fuente principal de energía metabólica. El estrés a que se ven sometidas las células provoca una sobreproducción de glucosa, la cual se transforma en ácido láctico cuando no se consume como energía. El ácido láctico es difícil de eliminar por el organismo, y unos niveles anormales de este ácido provocan la inflamación del cartílago articular, lo cual acaba provocando desgaste, dolor y pérdida de movilidad. En este sentido, existen estudios que han establecido la relación entre factores asociados a la inflamación y la artrosis, como sería el caso de la leptina.

Los hábitos de vida saludables son clave en la prevención de la artrosis

La revisión publicada por Nature Reviews Rheumatology identifica diversos fenotipos de artrosis en base al agente impulsor principal de la enfermedad, uno de los cuales es el tipo metabólico, aunque probablemente todos los fenotipos de la artrosis identificados (envejecimiento, lesiones traumáticas, sinovitis inflamatoria, hueso subcondral, cartílago) estarían relacionados de una forma o de otra con las alteraciones en el metabolismo. Este mecanismo viene a subrayar y a confirmar la importancia de la prevención y de los hábitos de vida saludables en el tratamiento de la artrosis.

Existe una relación clara entre obesidad, artrosis y otras comorbilidades que es prevenible mediante intervenciones sencillas como una dieta saludable y ejercicio moderado. El autor principal del estudio, el profesor Ali Mobasheri, remarca que “es importante no subestimar nunca la importancia de la dieta y de un estilo de vida saludable, pues esto no sólo tiene un impacto sobre nuestro bienestar general, sino que también altera la conducta metabólica de nuestras células, tejido y órganos, provocando enfermedades graves”.

condrocito

Foto: micrografía de un condrocito tomada con un microscopio electrónico de transmisión. Puede verse el núcleo (N) y las mitocondrias (M).

Fuente: Wikipedia.

Autor: Robert M. Hunt.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.