Prof. Antonio García: «Las sociedades científicas deberían liderar la creación de un protocolo de actuación en artrosis»

Gaceta Médica publicó el pasado lunes una interesante entrevista al Profesor Antonio García, catedrático de farmacología clínica y jefe del Servicio de Farmacología Clínica del Hospital Universitario de La Princesa. Compartimos este resumen sobre los temas más relevantes abordados en la entrevista.

El impacto sociosanitario y económico de la artrosis

El Profesor García, además de hablar sobre la el coste socioeconómico de esta enfermedad, fue tajante al afirmar que «clásicamente la artrosis se ha percibido por médicos y gestores sanitarios como un mal inevitable asociado al envejecimiento y al desgaste físico de las articulaciones» y sentencia que «tampoco los pacientes, que confiesan en la consulta el empobrecimiento progresivo de su calidad de vida, reciben la información y el apoyo terapéutico adecuado«.

Señaló que, a su entender, el problema radica en la falta de percepción por parte de los distintos estamentos sociales sobre el impacto real de la artrosis, cuya alta prevalencia aumentará progresivamente con el envejecimiento de la población. «Esa enorme laguna sólo puede llenarse con la adquisición por esos estamentos de una información completa sobre los aspectos epidemiológicos, sociosanitarios, diagnósticos, pronósticos y terapéuticos de la artrosis» declara; y aseguró: «Las sociedades científicas deberían liderar la elaboración de protocolos de consenso que unificaran criterios para que los médicos de las distintas especialidades atiendan a los pacientes con pautas y estrategias terapéuticas claras y similares«.

El SYSADOA más estudiado ha sido el condroitín sulfato y se demostró que el tamaño de su efecto es similar o superior al del paracetamol o los AINE

3.000 pacientes y una veintena de ensayos clínicos, hacen del condroitín sulfato el SYSADOA más estudiado hasta el momento, afirmó el especialista. Menciona ocho conclusiones sobre los resultados de dichos estudios, entre los que destacan:

  1. Reduce significativamente el dolor y mejora la función articular, en comparación con el placebo.
  2. El inicio de su acción es lento, ya que comienza a las 2-3 semanas de tratamiento.
  3. El tamaño de su efecto es similar o superior al del paracetamol o los AINE.
  4. Disminuye el consumo de AINE.
  5. Frena la progresiva reducción del espacio articular, con respecto al placebo.
  6. Reduce en un 60 por ciento la necesidad de prótesis, con respecto al placebo.
  7. Su perfil de seguridad es similar al placebo.
  8. El estudio farmacocinético VECTRA, concluye que por cada 10.000 pacientes tratados con condroitín sulfato en lugar de AINE se evitarían 2.666 efectos adversos gastrointestinales, de los que 90 serían graves. Además, el uso de AINE aumenta el consumo de gastroprotectores y 2,2 visitas médicas con respecto al condroitín sulfato.

Por otra parte, el Profesor García argumentó que debido al favorable perfil de eficacia-riesgo del condroitín sulfato, ha sido incluido en las principales guías terapéuticas de sociedades científicas nacionales, como la SER o la SEMERGEN, además de la Sociedad Internacional de Investigación en Artrosis.

En su diagnóstico precoz se están identificando biomarcadores asociados al colágeno II

Por último, el especialista habló sobre los nuevos procedimientos de diagnóstico en la artrosis. Habló principalmente sobre el uso de biomarcadores asociados al colágeno II y explicó: «También hay gran interés por la farmacogenómica y los aspectos genéticos de la artrosis. Así, el test Arthrosischip puede identificar a pacientes con alto riesgo de padecer artrosis. También se investiga la transformación de las células mesenquimales en condrocitos, que podrían implantarse en la articulación con fines reparadores del cartílago lesionado«.

Para concluir, el profesor García señaló que la prevención y la detección precoz de la artrosis, permitirá un tratamiento adecuado y evitar lo antes posible el proceso irreversible de la degeneración del cartílago.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.