Prótesis para el tratamiento de la artrosis de hombro

La prótesis para la artrosis de hombro es un implante que reemplaza  la articulación dañada del hombro de  forma total o parcial. Se coloca quirúrgicamente y por lo general da excelentes resultados, mejorando la movilidad de la articulación del paciente y eliminando el dolor. Se consigue recuperar un 80% de la capacidad funcional de la  articulación y sobretodo eliminar el dolor, con lo que el paciente puede hacer una vida normal.

La artrosis

La artrosis provoca la pérdida de cartílago articular y la aparición de osteofitos, además de la deformación de la articulación afectada. El roce entre superficies óseas provoca desgaste y fricción, causando dolor y por tanto limitando la movilidad del paciente. En artrosis de hombro, el tratamiento habitual para fases agudas de dolor es evitar aquellas actividades que requieran elevar el brazo por encima de la cabeza, así como la prescripción de analgésicos, crioterapia (aplicación de frío) o infiltraciones de corticoides. Aunque un tratamiento precoz por medio de fármacos y medidas preventivas que retrasen el desgaste del cartílago permite reducir el dolor y mejorar la función de la articulación afectada, en la actualidad no es posible reparar el cartílago dañado por completo. Únicamente el implante de una prótesis de hombro permite al paciente afectado recuperar su vida normal, aunque este tratamiento sólo se recomienda en estados muy avanzados de la enfermedad, cuando el paciente ya no responde a los tratamientos estándar.

Las Prótesis de hombro

Las prótesis de hombro se fabrican con diversos materiales: titanio, acero, cerámica, ciertos tipos de plástico, etc. Los biomateriales y biomecánica son cada vez más sofisticados, lo cual ha contribuido a reducir infecciones y complicaciones posoperatorias. La implantación de una prótesis de hombro requiere varias semanas de inmovilización del brazo seguido de un programa de rehabilitación. Si la operación se realiza correctamente cumpliendo estrictamente con los protocolos para la prevención de infecciones y el paciente coopera con el tratamiento y recuperación, el índice de complicaciones es muy bajo. Se utiliza anestesia total así como anestesia de plexo braquial, con lo que el dolor posoperatorio no es muy intenso. En función del estado de la articulación existen diversos tipos de prótesis de hombro. En la prótesis parcial de hombro tan sólo se reemplaza la cabeza del húmero, mientras que en los casos en que el manguito rotador está roto y sin función se emplea un tipo de prótesis denominado prótesis invertida de hombro. El reemplazo total de la articulación se reserva para aquellos casos en que la glena  escapular está muy afectada por el desgaste.

La artrosis de hombro es una patología muy frecuente especialmente a partir de los 65 años. Suele afectar al brazo dominante y también se relaciona con la actividad profesional y/o deportiva del paciente. En los escasos casos en personas jóvenes suele estar relacionado con la práctica de deportes de contacto físico como artes marciales o boxeo.

hombro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.