Resonancias magnéticas para cuantificar el dolor

El Dr. Jordi Monfort, del Hospital del Mar de Barcelona, presentó en la XVI Reunión Multidisciplinar de Expertos organizada por la Cátedra Extraordinaria del Dolor “Fundación Grünenthal” de la Universidad de Salamanca una técnica que permite “cuantificar” el dolor provocado por la artrosis.

La XVI Reunión Multidisciplinar de Expertos, celebrada el pasado mes de octubre, reunió a 32 expertos para debatir sobre “Dolor en la artrosis”. Durante el acto inaugural, el Dr. Jordi Monfort mostró cómo detectar el dolor a través de resonancias que registran los cambios en la microvasculatura cerebral que se producen después de una experiencia álgica. “El fenómeno de la sensibilización central al dolor en artrosis”, comentó el Dr. Monfort, “comienza como un dolor intenso mantenido en el tiempo que provoca una alteración el Sistema Nervioso Central (SNC), perpetuando el dolor”. Según Monfort, “El dolor por artrosis tiene tres dimensiones: una sensitiva, caracterizada por la percepción del dolor, otra emocional y una última cognitiva. Un abordaje completo implica estas tres áreas y los profesionales implicados”, quien destacó la relación entre artrosis y otras patologías como hipertensión, diabetes o colesterol, factores de riesgo cardiovascular provocados por la falta de actividad física de la persona afectada.

Tres tipos de dolor

El centro especializado en el estudio de la artrosis del Hospital del Mar de Barcelona ya había determinado en estudios anteriores que el cerebro procesa tres tipos de dolor diferentes: el sensorial (que se produce cuando experimentamos daño físico), el emocional, y el cognitivo, que es la forma en que tomamos conciencia del dolor y procesamos esta sensación. Esto explicaría por qué diferentes personas “sienten” un mismo dolor de forma muy diferente. Hasta ahora, la única forma de cuantificar el dolor experimentado por los pacientes eran los cuestionarios en los que éstos “puntúan” el grado de dolor sufrido. Se trata de un método subjetivo, pues la sensibilidad al dolor varía mucho de una persona a otra.

El método desarrollado por los investigadores del Hospital del Mar emplea resonancias magnéticas para cuantificar los cambios de flujo sanguíneo en diversas zonas del cerebro. Cuanto más activo es un grupo de neuronas, más oxígeno consume, por lo que aumentará el riego sanguíneo a la zona del cerebro en la que se encuentran. Al medir los cambios microscópicos de flujo sanguíneo (microvasculatura), podremos ver qué áreas del cerebro se  activan cuando una persona experimenta dolor por artrosis. Esto nos permite distinguir entre los componentes del dolor que experimenta el paciente, y cuantificar de forma objetiva la intensidad del dolor que experimenta el paciente.

Futuros usos

Este método podría permitir en un futuro evaluar con más precisión el grado de dolor experimentado por una persona, lo cual a su vez nos permitiría tener herramientas con las que determinar con precisión la eficacia de nuevos fármacos y tratamientos para la artrosis. Se podrá evaluar mejor la acción analgésica de los fármacos, investigando qué componente activo de cada fármaco es más eficaz. En un futuro, se podrá utilizar esta técnica para diseñar tratamientos de medicina individualizada: si sabemos cómo experimenta el dolor cada persona concreta, se podrán diseñar tratamientos “a medida” de medicina personalizada contra la artrosis.

resonancia magnética

Comentarios

  1. yo me tengo que sacar tomografías ecogramas, y resonancias tacs e imagenologia en tercera dimensión de piernas por un accidente automovilístico y definir el tratamiento a seguir para recuperar mi salud es seguro una intervención quirúrgica,. asi como un electrocardiograma y encéfalo simple del cerebro para ver lesiones también en esta parte de mi cuerpo acaesidas por una sobredosis de medicamentos.,- sabran que hacer al determinar como estoy según las imágenes. y un electroencefalograma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.