Uno de cada dos pacientes con artrosis de rodilla sufre dolor neuropático

Uno de cada dos pacientes con artrosis de rodilla sufre dolor neuropático, uno de los dolores más complejos y está causado por una lesión o disfunción del sistema nervioso central y/o periférico que se caracteriza por ser continuo, punzante, quemante y definido como un escozor.

En España, siete millones de personas padecen artrosis. Su incidencia aumenta con la edad y cada vez más también con el deporte o su mala práctica. Es la primera causa de discapacidad en personas mayores, ya que sus principales síntomas son el dolor y la pérdida de movilidad. Aun así, también empiezan a ser frecuentes los casos de artrosis prematura causando incapacidad laboral.

El doctor Xoan Miguens, jefe de Rehabilitación de la Estructura Organizativa de Xestión Integrada (E.O.X.I.) de Ourense, afirmó en una nota informativa que “esta enfermedad tiene un proceso degenerativo, un proceso inflamatorio y, desde los últimos años, también tiene un componente neuropático relevante, lo que dificulta considerablemente su tratamiento.”

El tratamiento actual consiste en fármacos antiinflamatorios y condroprotectores, objetivo de los cuales es controlar el proceso inflamatorio y frenar el avance de la enfermedad. Además de estos tratamientos, los expertos señalan que en todos los casos es esencial un cuidado de la articulación prematuro y realizar ejercicio para mantener la fuerza y la movilidad articular.

Durante las pasadas Jornadas Nacionales de Actualización para Médicos Rehabilitadores patrocinadas por la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (Sermef), además de tratar sobre este dolor neuropático, el doctor Ángel Rubio, jefe del Servicio de Rehabilitación del Hospital Quirón de Valencia, habló sobre nuevas vías en el tratamiento de la artrosis que todavía se encuentran en fase de investigación. “Las innovaciones en el tratamiento de la artrosis pasan por apostar en fármacos modificadores del curso de la enfermedad, como la inmunoglobulina dual que actúa sobre la articulación dañada, donde se inyecta, evitando así su desgaste. Una de las características principales de estos nuevos tratamientos es su eficacia deteniendo la progresión de la enfermedad.”

sistema nervioso central

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus opiniones serán siempre bienvenidas si cumplen las guías de participación que puedes leer en esta página. Al enviar tu comentario, entendemos que has leído y aceptado estas normas, basadas en el respeto, veracidad y pertinencia de los comentarios.